Por eso a veces yo podría definir a la poesía como una fiesta del sentido...¨Indefenso y expuesto a la verdad/ vagamente colérico disperso despeinado/ humano por supuesto muy humano.¨ J.Giannuzzi

13 de noviembre de 2016

Y se volvió a enamorar

Habló sola con ranas y grillos mojados
hasta otra y otra esquina...
Y se volvió a enamorar.

Llegó hasta la esquina
con las botas de goma
con la bolsa de comprar
saltó la zanja en zig zag...
Y se volvió a enamorar

La mancha de tuco en la remera
paraguas apretado en la mano
monedas y llaves en el bolsillo
la tuca flor húmeda souvenirs...
Y se volvió a enamorar

Pan casero y tortafritas
cantó desde la otra esquina
el vendedor en bicicleta
embarrado hasta la coronilla
domingo de lluvia finita...
Y se volvió a enamorar

Llegó hasta la esquina
Chicho venía desde su casa
le dicen Fantasma al amigo
es charla en la parada
brillo de ojitos cómplices…
Y se volvió a enamorar

Luna brillante negra
era la perra de Jar
y no esta luna pobre
de esquinas y noviembre.

La bolsa de las compras
migas de pan francés
cáscaras de cebolla
manchas de moras los labios
un par de nísperos maduros
el paraguas la soltó de mano
o lo escondió en una ligustrina.

Habló sola con ranas y grillos mojados
hasta otra y otra esquina...
Y se volvió a enamorar.