Por eso a veces yo podría definir a la poesía como una fiesta del sentido...¨Indefenso y expuesto a la verdad/ vagamente colérico disperso despeinado/ humano por supuesto muy humano.¨ J.Giannuzzi

2 de abril de 2017

Anemia

Dejé de respirar (de transpirar también) . No hubo susto, sí alivio e interrumpir el duelo o calambres del lado izquierdo.  La gata se acomodó en el costado derecho, luego de comer ; los gatos son así. El celular en el comedor o no sé dónde, mejor. Madre con sus amigas en una cena, no me necesitará. Le escribí a Él, “si pudiera elegir pasaría el día y la noche juntos”. No respondió, casi nunca responde, eran las nueve de la noche  y estaría con otra que tampoco respira.
 Una banana pisada a tenedor con miel y a caminar hasta el pueblo, hay que ir al pueblo.  El relato no se extiende y elige fracasar como novela, no es ficción, pero es literatura.  Sí, o me dirás...
Un libro de Macedonio rescatado de la pila en la mesa de la cocina, tiene un billete de cien “evita” con dos crucesitas en la punta, trazadas con birome, ¿falta la tercera?. También, entre las páginas centrales, esta carta manuscrita no soñada, con su remitente; los libros son así. Una banana más y a salir...ya no hay miel ni café en la casa.


De mi nuevo libro “yatendy” . 
(pronta publicación...que sea! hasta donde dé)